AVE Isabel, AVE

Que los valencianos pintamos más bien poco en Madrid es una evidencia que pocos se atreven a contradecir. Que Isabel Bonig, la síndica del PP en la Comunidad Valenciana, piensa más en contentar a sus líderes que en servir a los valencianos, también.

El presidente de la Asociación Valenciana de Empresarios (AVE) comentaba, muy acertadamente en mi opinión, que el Consell de Puig y Oltra – y Podemos- no tiene ninguna política industrial. Y entiendo su doble disgusto, pues no le falta razón a la hora de dudar si Isabel Bonig sabe que es la CEV, la Confederación Empresarial Valenciana. No sería de extrañar que Bonig tampoco sepa qué quiere decir esto de AVE, y que al mismo tiempo lo confunda con el saludo que precede a toda confesión con un cura, o simplemente con un pájaro. Ave María purísima es lo que debe de decir Isabel cuando pasa por la sede del PP en Madrid.

El Partido Popular ha abandonado cualquier reclamación que beneficio a los valencianos. No se plantan para pedir una financiación justa, se contentan con planes de infraestructuras a diez años vista y no reclaman los no ejecutados. Ponen por ante las siglas de su partido a los intereses y a las necesidades de la sociedad valenciana. Y cuando vengan las elecciones, que nadie lo dude, se volverán a tapar con la señera para intentar hacer ver que ellos son el valencianismo, y no, el valencianismo es mucho más.

Renegarán del Estatuto que ellos mismos aprobaron, y harán de la demagogia su mejor discurso. Isabel, más preocupada de sí será o no la candidata a la Generalitat, ha abandonado cualquier reivindicación, ya no valencianista, sino de cualquier materia. El PP de la Comunidad Valenciana es el más sumiso de todas las delegaciones del PP. Si otros líderes como Feijoó en Galicia, Monago en Extremadura o Cifuentes en Madrid, se atreven a llevar las necesidades de su gente al corazón del PP, Isabel ya tiene bastante al intentar que no le muevan la silla.

Los populares valencianos mucha bandera y poco trabajo, ‘de forment ni un gra’, como decimos en valenciano. Lo que podríamos conseguir los valencianos teniendo unos políticos que defiendan y pongan condiciones a cambio de sus votos en Madrid parece un sueño, pero de seguro que llegará.

Càndid Penalba.
Vicepresidente de Demòcrates Valencians